viernes, 5 de octubre de 2007

El Castillo del Abuelo

Hace quince días fui con mis amigos de la Facultad (Aarón, Wendy y Erika) al famoso Castillo del Abuelo, una disco cerca del metro Santa Martha Acatitla. Anteriormente ya habíamos salido juntos pero ya tenía tiempo que no organizabamos una salida como esa. Al sentirme despechada después de haber terminado una relación de 10 meses, decidí que el mundo no se acaba y que hay que divertirse al máximo en compañía de tus seres queridos. Cuando llegamos al lugar, lo primero que hice fue tomarme una rica cerveza y bailar un reggaeton fabuloso (es mi género de música favorito). Como a las 3 de la mañana conocí a un chavo buena onda pero sólo me compraba cervezas, yo creo para emborracharme y ya saben que pasaría después. Lógicamente que no cedí y decidí alejarme del peligro que se avecinaba, por lo que preferí bailar con mis amigos.
El Abuelo está dividido en dos pistas: en la primera ponen desde electrónica hasta reggaeton y en la segunda ponen desde salsa hasta banda. Ese día me la pasé espectacular ya que hace mucho que no iba a bailar, aparte de que el ambiente de ese lugar es muy bueno.Nos amanecimos hasta las 6 de la mañana bailando como trompos sin parar (en verdad que se los recomiendo).
Estamos organizando más salidas: por ejemplo pensamos ir a la clausura del Cervantino, ya que no fuimos al AMEI y hacer planes futuros y prósperos. Quiero mucho a mis amigos y a pesar de que a veces soy algo despistada, ellos me comprenden. ¡Gracias por su amistad super friends!